Una Palabara para la Semana: Camino

3 de Mayo 2020

DOMINGO DE LA CUARTA SEMANA DE PASCUA

UNA PALABRA PARA LA SEMANA: CAMINO

Tierra hollada por donde se pasa habitualmente. Vía que se construye para transitar. Jornada que nos lleva de un lugar a otro. Dirección a seguir para llegar al destino deseado.

Queridos parroquianos:

CAMINO es la palabra que comparto con ustedes esta semana. Muchos caminos recorridos juntos: Camino Cuaresmal, Camino Pascual, Camino de Pandemia, Camino de Vida. La vida es un CAMINO continuo, así comienza el VIA LUCIS o Camino de la Luz, una devoción pascual de origen salesiano que meditamos juntos el viernes primero de mayo, para comenzar el Mes de María con la alegría de la Resurrección. Hacia diez años que no nos habíamos reunido para meditar el Via Lucis en comunidad, y fue la oscuridad de esta pandemia la que nos trajo nuevamente a la luz de la alegría pascual.

Concebido por el sacerdote salesiano Sabino Palumbieri, Profesor de Antropología en la Universidad Salesiana de Roma para celebrar la alegría de la resurrección a raíz de una inscripción hallada en las catacumbas de San Calisto en la Via Appia, el VIA LUCIS fue presentado a las comunidades católicas de la Iglesia universal por primera vez en el año 1990. Retomar esta devoción fue especialmente hermoso. Antes de reunirnos virtualmente el viernes, habíamos repartido las estaciones entre miembros de nuestra Comunidad Pastoral y Voluntarios de nuestras comunidades de servicio. La estación que me correspondió meditar fue la cuarta: El Camino, la estación que habla del encuentro con Jesús camino a Emaús: El Camino y el Encuentro, la esencia de PVV.

Parroquia Virtual Venezolana se inicio hace dieciocho años, como una ruta de peregrinos. Las circunstancias y el plan de Dios nos reunieron para que recorriéramos juntos un camino impensable e inexplorado, en la oscuridad de la diáspora, en el dolor de la separación, y en la ausencia de lo conocido y querido. Crecimos gracias a los destinos comunes, orgánicamente nos expandimos a la luz de la fe y de nuestra Madre Celestial en su advocación de Coromoto, con la guía luminosa del Padre Dávila y con el deseo de SER comunidad, es decir, de Servir con alegría, Evangelizar con nuestra música y tradiciones, y Reunir en la fe. El destino de esta jornada: educar a nuestros hijos y nietos en las devociones religiosas que nos vieron crecer, y compartirlas con las comunidades locales.

Hoy en la incertidumbre y la inseguridad de la pandemia, hemos retomado el Camino de la Luz con una perspectiva distinta. La de compartir la abundancia de esperanza, de gratitud y de experiencias acumuladas en dieciocho años de ministerio con más familias de la Diáspora venezolana, no sólo en Houston y sus alrededores, sino dondequiera que una familia venezolana esté enfrentando la soledad y el desarraigo de la diáspora. Dice el texto devocional del Via Lucis que "Dios nos toma, nos retoma, nos sorprende y nos comprende." Siento que también nos espera en lo inesperados, nos encuentra en el recodo menos frecuentado del camino, y nos obliga a la pausa, a la reflexión, y el encuentro. Propongo que esta semana hagamos una pausa para observar el Camino recorrido, ver el Camino por recorrer, y reunirnos aquí para compartir nuestras experiencias de Diáspora.

“…Las ovejas reconocen su voz; Él las llama a cada una por su nombre y… camina delante de ellas, y ellas lo siguen…” (Juan 10:3)

Laura Celis Black
Moderadora Parroquia Virtual Venezolana